Can Grau

Berenar en Can Grau de Biniali

Can Grau es un pequeño bar situado en la calle mayor de Biniali, un “llogaret” perteneciente a Sencelles, que ofrece meriendas y platos caseros. Este pequeño negocio familiar, con Guiem en la cocina y su esposa Cati en la sala,  ha encontrado el secreto de su éxito en las meriendas de la mañana, porque en Can Grau se merienda bien y a un precio razonable. Por eso no extraña a nadie encontrar a los vecinos de los pueblos de alrededor merendando allí, y es que hoy, una buena merienda bien vale un desplazamiento.

 

Entrada a Can Grau

Cualquiera de sus meriendas se sirve bien con barra bien con pan, a gusto del consumidor, en versión pequeña o en versión grande. El pan es blanco, siempre del día, procedente del horno de Bianili, al igual que los crujientes panecillos tan adecuados para “pepitos” y bocatas de calamares.

 

A la larga lista de “pa amb olis” y bocadillos, los miércoles, jueves y fines de semana Guiem cocina algún que otro plato del día que se sirve por raciones; por ejemplo el sábado pasado había callos. Al mediodía no hay menú, no es bar de menús, pero sí hay una pequeña carta con una serie de platos combinados y, claro está, los “berenars”y platos de la mañana.

Muy recomendable su bocata de calamares, todo un clásico de las meriendas, que sale sin parar de la cocina a las mesas, por cierto, casi siempre ocupadas, muy especialmente los sábados cuando los ciclistas hacen de Can Grau su punto de avituallamiento.

Can Grau un pequeño bar, en un pequeño “llogaret”, donde vale la pena “berenar”.

 

Voz Gourmand by Jaime Vidal

Deja un comentario