Door 13

Door 13, un oculto y auténtico speakeasy

Door 13 es una coctelería en formato “speakeasy”, oculta, nocturna, supuestamente clandestina. Frente a los muros de piedra del convento de las monjas Capuchinas hay unas oscuras y resistentes puertas de madera protegidas por gruesos barrotes de hierro. Ningún cartel, ningún letrero, tan solo un portero automático con un teclado numérico y un flamenco dorado en el suelo. Una luz amarillenta alumbra el número de la calle, el 13. Es el acceso a Door 13, a este oculto “speakeasy” para todos los amantes de la coctelería y de los ambientes clandestinos a semejanza de los nacidos en su día en Estados Unidos a raíz de la Ley Seca.

A modo de juego se facilita a los clientes un código numérico secreto que abrirá las puertas de acceso al local. A la izquierda está situada la barra, el alma de un “speakeasy”, y a la derecha, una sala alargada, abovedada, de paredes de piedra, luz tenue y velas de té sobre las mesas. Muebles de época como los clásicos sofás Chester, y distintas pinturas y esculturas la embellecen creando un ambiente íntimo, litúrgico. Suena la música, toda la que sonará sin excepción a lo largo de la noche serán piezas de boogie, jazz o swing de los años 20, 30 y 40. Un elemento más para retrotraernos a aquellos años, a aquellos ambientes tantas veces observados en las películas norteamericanas.

Door 13

Un cóctel con extracto de cannabis

Tres bartenders, de impecable etiqueta, atienden a los clientes. La carta de cócteles es obra de Stephan, el propietario, un joven francés que tras su experiencia coctelera en París, Singapur y Nueva York ha abierto este local en Palma resultado de la experiencia adquirida. Como en cualquier coctelería siempre hay espacio para los grandes clásicos pero en su carta destacan los 13 cócteles de creación propia con nombres tan conocidos como Capone, Fitzgerald o Armstrong, y en los que no faltan ingredientes tan particulares como la absenta o el extracto de cannabis. Se cuida el detalle y se enfría la copa donde se servirá el cóctel con unos hielos y unas gotas de absenta, un punto de frescor que se agradece en la copa. Todos los cócteles tienen el mismo precio, 13 euros, el 13 siempre presente.  No lo olvides, detrás de la puerta de Door 13 ha nacido una nueva y exótica coctelería clandestina que permanece abierta hasta las dos de la madrugada entre los muros de la antigua ciudad de Palma.

 

Voz Gourmand by Jaime Vidal

Deja un comentario