Javier Bermudo, un chef en casa

Javier Bermudo es un chef privado. Se desplaza a tu casa y cocina para ti, para tus familiares y amigos cualquier comida que desees. Él se encarga de todo, no debes preocuparte de nada, todo queda bajo su control, desde la elaboración del menú hasta la limpieza de la cocina. Ya sea para un evento puntual o bien durante varios días a tiempo completo. Dos posibilidades distintas de disfrutar de un cocinero profesional de alto nivel en tu propia casa.

A la semana de llegar a Mallorca este gerundense de nacimiento ya trabajaba en la prestigiosa cocina del St. Regis Mardavall. Porque Javier tiene la virtud de generar confianza, de transmitir seriedad, compromiso y profesionalidad. De ahí que no extraña que genere contactos con suma facilidad. Fueron algunos de esos contactos los que le propusieron que cocinara para sus fiestas y cenas privadas. Y así empezó todo. “Estuve un año yendo a cocinar a casas y aunque no ganaba casi nada me lo pasaba súper bien, enseguida me encantó”. Tras tres años en el St. Regis Mardavall, y contando con un grupo de contactos cada vez mayor, decide montar su propia empresa: Private Chef. Es la posibilidad de huir de la monotonía, de “conocer gente, nuevas situaciones y trabajar productos distintos, y es que a mí la rutina me mata”.

Private Chef

Lo primero que hace este chef es reunirse con el cliente para saber qué desea, qué está buscando. A partir de ahí prepara varias propuestas de diferentes presupuestos. “Si veo que no estás cerrado a un presupuesto te ofrezco opciones más elaboradas, de producto más caro. En base a lo que elijan calculo los costes, el beneficio y doy el precio”.

Javier se adapta a la cocina que encuentra, al espacio, a los gustos de sus clientes. Incluso a la vajilla y a la cristalería. “Aunque suelo preguntar si es necesario nunca me he llevado ni mis platos ni mis copas, utilizo los que hay en la casa. Si disfrutas menos de la comida porque la vajilla es normal, doméstica, entonces no me estás buscando a mí”.

Chef Privado

Javier Bermudo

Y es que la cocina de Javier Bermudo es una apuesta absoluta por el producto y, a la vez, es un alejamiento de tratamientos innecesarios, decoraciones prescindibles, de retórica gastronómica. “Cocinamos siempre con producto fresco, de la mejor calidad, al que le damos máxima preferencia. Si tengo un bacalao no voy a empezar a hacerle espumas, aires, crujientes… será un bacalao sencillo pero en su punto, de perfecta elaboración”.

Javier Bermudo y su mano derecha, el cocinero Pedro Suau, recibieron a Voz Gourmand en la exclusiva urbanización de Son Vida donde actualmente están trabajando. Sus clientes son una numerosa familia árabe para la que Javier y Pedro elaboran cada día un bufet diferente compuesto de trece platos. Siempre formado por tres aperitivos, tres ensaladas, una carne, un pescado, dos platos de verdura, un plato de arroz, un plato de pasta y el postre.

Chef Privado

Javier Bermudo y Pedro Suau

El Bufet

Para conocer la versatilidad de Javier en la cocina es éste bufet un buen ejemplo. Los aperitivos. Baos artesanos de pescado crujiente con mahonesa de wasabi y sisho; rollitos de verduras con papel de arroz y una emulsión de salsa teriyaki; láminas de pollo crujiente con cremoso de coliflor y cebolla confitada con balsámico.

Las ensaladas. Una verde, otra arábiga (tomate, cebolla, cilantro), y una tercera de rúcula con higos caramelizados con queso mascarpone.

El pescado. Filete de lenguado con una variante de la salsa meunier.

La carne. Picatta de solomillo de ternera rebozada con huevo y parmesano.

Verduras. Parrillada de verduras y garbanzos salteados.

Arroz. Kabsa. Un arroz basmati que lleva más de 15 especias diferentes, un plato típico de Arabia Saudí e imprescindible en el bufet diario.

Private Chef

Macarrones con aceitunas negras

La pasta. Macarrones salteados con tomates secos, aceitunas negras y hierbas aromáticas.

El postre. Un brownie de chocolate blanco y negro.

Private Chef

Brownie de chocolate blanco y negro

El próximo servicio

Mañana habrá otras trece creaciones y así durante todos los días que permanezca en la casa. A ésta casa le seguirá otra, y después otra… hogares diferentes donde crear, diseñar y cocinar a voluntad del cliente. O a la suya propia cuando reciben libertad absoluta, “nos encanta cuando el cliente nos dice haz lo que quieras, tienes carta blanca. Es genial”.

Desde hace pocos meses también es posible vivir esta experiencia en el nuevo local que ha adquirido y acondicionado  Javier en la plaza Progreso como espacio gastronómico. Es un restaurante privado y exclusivo para los clientes que lo reservan. Es la posibilidad de gozar de un chef privado. Pero eso es material de un próximo artículo.

Voz Gourmand by Jaime Vidal

Un comentario sobre “Javier Bermudo, un chef en casa

Deja un comentario